Cristina & Jonathan – Eventos Carolina, Los Santos

Recuerdo a la perfección la primera reunión que tuve con Cristina y Jonathan en el 2019. Estaban muy emocionados por la planificación de su boda y todo lo que estaban organizando para ella.

En un momento Cristina me comentó que ellos habían acordado que cada uno tenía derecho a un «deseo de boda». Así que imagínate cómo me puse cuando me dijo que su «deseo» era que yo fotografiara su boda

Me conmoví en ese momento y me sigo conmoviendo dos años después. De todas las cosas que podía pedir, que me haya elegido a mí, es algo que no iba a tomar por sentado, sin importar lo que pasara yo tenía que estar ahí.

Pasaron los meses y finalmente hicimos la pre boda en Las Tablas, ambos vestidos de típico para la ocasión. Su familia estaba tan emocionada que hasta lanzaron voladores para que todo Santo Domingo se enterara que Cristina y Jonathan se casaban. En ese momento yo solo pensaba: ¡jo! ¡Esta boda sí que va a ta’ buena!

Luego llegó marzo de 2020: los planes se tuvieron que poner en pausa y nos tuvimos que llenar de paciencia para adaptarnos a los cambios y momentos inesperados.

A pesar de todo lo que estaba ocurriendo, algo que admiraba era la alegría y paz que ellos mantuvieron todo el tiempo, confiando en que el tiempo de Dios es perfecto y que Él sabe por qué pasan las cosas.

Finalmente llegó el día que tanto habían soñado. Tal vez diferente a lo que habían imaginado en un inicio y con sentimientos encontrados, pero no por eso menos especial. Al contrario, siento que pudieron valorar al triple el significado de esta celebración y todos los esfuerzos que hicieron para celebrar su unión con sus familiares y amigos.

Sancocho para el arreglo, diablicos sucios para recibir a los invitados, tamborito para entrar a la recepción, y uno de los dulces de bodas más bellos que haya podido ver, te hacían ver su amor por «lo nuestro» en su boda. Aquí entre nos, a mí me picaban los pies de las ganas que tenía de ponerme a bailar con una pollera.

Como bien dijimos ese día, se puede escribir un libro de la historia de su boda. Podría decir muchas cosas de lo que vivimos detrás de cámaras, pero prefiero no spoilear el contenido de este futuro best seller.

Tíos de Lily Marie: espero que cada vez que vean sus fotos de boda, recuerden que su amor puede con todo (incluyendo pandemias y toques de queda). Deseo que Dios siempre esté presente en su matrimonio y que cada día se hagan más feliz el uno al otro. ¡Qué bendición tener clientes como ustedes que se sienten como familia! ¡Muchas felicidades!

Leave a Comment