Jo! Panameña pa’ orgullosa!

Comienza a descender el avión y se me eriza la piel al escuchar las palabras «bienvenidos a la ciudad de Panamá».

Detrás de esa pequeña frase entiendo mucho más que esas seis palabras. Primero, si tuviera subtítulos o sap diría: «que xopa! ya llegamos a PTY! Ya los esperan las frituras de fonda, los culecos en carnavales, las fiestas y días libres por cualquier celebración. También los esperan bucos arranques y parkins con sus pasieros, waro y pintas; las paradas en Quesos Chelas en un trip al interior y las playas. Pero ojo, también les espera un clima bieeen húmedo de entrada y unos tranques bien sabrosos.

Con sus altas y bajas es imposible no querer este país. Gente «echá pa’ lante», llena de alegría y sueños que luchan por alcanzarlos (aunque siempre hay uno que otro «juega vivo»). Gente que defiende lo suyo a toda costa y ay de que te metas con lo nuestro. A pesar de ser sólo unos tres millones y algo, esos tres millones y alguito te van a caer encima. Así somos los panameños, bien orgullos, y aquí les escribe una de esos tantos panameños.

Con raíces de la península de Azuero y nacida en una familia que ama y práctica el folklore, a los dos años y medio me puse mi primera pollera.  Desde ese entonces (y durante más de diez años), bailé en un conjunto típico.

Desde que me enamoré de la fotografía, no pude seguir en él por falta de tiempo y choques de horario, pero no les miento que cada vez que escucho un atravesa’o, una cumbia, un tambor y hasta un congo, me pican los pies de las ganas de bailar y se me llenan de lágrimas los ojos.

primerafoto1

primerafoto

Hablando de lágrimas, este año finalmente saqué tiempo para empollerarme y así tener fotos más actualizadas con el vestido típico más hermoso. Cuando ya estaban terminando de arreglarme, no pude evitar ponerme sentimental y pedí que me pusieran música para bailar mientras me hacían la sesión.

El amor que siento por mi país, su historia, sus tradiciones y costumbres, no me lo quita nadie. Siempre que me sea posible dejaré el nombre de mi país en alto y diré lo orgullosa que me siento de haber nacido en esta tierra.

Por eso Panamá, especialmente en tu mes, te saludo y te honro… ¡QUE VIVA PANAMÁ! OJUEE!

2013-10-30_00012013-10-29_0001

2013-10-30_00042013-10-30_00032013-10-30_0002

Agradecimientos especiales a Archi Vienot, Alfonso Bustamente, Laura Vasquez y Luis Eduardo Solís, por la colaboración en la sesión de fotos.

 

http://instagram.com/p/bt4IpYrjM6/

2 comentarios

  1. Hermoso tu post! Y para los q amamos nuestra patria, no hay mejor pais, ni vestido q el nuestro! Un placer haber podido colaborarte en tan hermosa sesión; pronto la mia! Jajaja besitos y sigue dejando en alto a tu país y sentirte bendecida, como yo, de no solamente ser latina, sino, SER PANAMEÑA!

  2. Iba a comentar esta mañana, tan pronto lo lei pero se me enredó el día. Tenia un par de cosas que comentar:

    1) Me diste hambre con lo de quesos chela, mato por un par de empanadas de queso jajaja

    2) Es interesante ver como con el paso del tiempo y la «globalización», la gente poco a poco va olvidando sus costumbres. Es cierto que en Panamá somos un crisol de razas, aunque nunca me ha gustado ese término, pero es triste ver que las generaciones cada vez saben menos de nuestro folklore.. y de los que si lo conocen, buena parte no lo valora. Me pareció refrescante el que hayas dedicado un espacio para la pollera. Me alegra ver que no todos la han olvidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.