Weddings: Giseela & Alexey

Esta es la historia de dos personas, de culturas totalmente diferentes, que estaban destinadas a estar juntas. Una panameña y un ruso, que comparten muchos gustos en común. Los libros, la música, la naturaleza, el mar y el cariño que tienen cada uno, por el país de origen del otro, hicieron que el amor entre Giseela y Alexey creciera cada vez más.

Nuestra historia se remonta al 2010. Sí, nuestra historia. Tuve el placer de conocer a Giseela ese año, cuando me pidió que le realizara una sesión de fotos para un libro que iba a publicar su novio en Rusia. Por la manera en que me hablaba de Alexey, se notaba lo enamorada que estaba. Tiempo después tuve la oportunidad de hacerles una sesión de fotos juntos y me di cuenta que ese sentimiento era mutuo.

Su historia, empezó un poquito más temprano ese mismo año. Ellos se conocieron a principios del 2010, cuando Giseela tuvo que buscar asistencia para la empresa en la que laboraba, ya que un cliente había suministrado documentación importante escrita en ruso. Se acercó a la embajada y, luego de esperar tres largas horas, la pudieron atender.

Giseela se encontraba malhumorada por todo lo que había tenido que esperar (yo también lo hubiera estado jeje 😉 ). Cuando iba subiendo, se tropezó con un hombre y todos los papeles se le cayeron y un muchacho la ayudó a recoger todos los documentos. Ese muchacho era Alexey. -Inserte un «awww» aquí-

Giseela me comentó que lo primero que le llamó la atención era lo atento y educado que era, además de su mirada, claro está (jeje).

Ya lo he dicho varias veces, pero con cada boda que pasa reconfirmo la suerte que tengo de poder ser testigo de unas historias de película.

Me siento más que honrada de haber podido formar parte de esta unión. La boda les quedó espectacular.

Una de las partes más divertidas fue el momento del discurso. El padre del novio hizo el brindis (todo en ruso) y luego su esposa hizo la traducción. Al finalizar este, pidieron a todos los invitados que gritaramos varias veces «Gooorkaaa!», la cual es una expresión rusa que pide a los recién casados que se besen. Definitivamente fue un momento que todos los presentes disfrutamos.

Les deseo muchísimas bendiciones y que esta nueva etapa que comienzan esté llena de hermosas experiencias, ya sea en Panamá, Rusia o cualquier parte del mundo.

A continuación les muestro mis fotos favoritas, no sin antes compartirles algo que me escribió Alexey en un correo:

«El amor no tiene frontera. ¿Qué haría yo sin Giseela?»  «Любовь не имеет границ. Что бы я делал без Хиселы?» (Qué romántico, ¿no creen?).

2013-02-27_0018

2013-02-27_00302013-02-27_0019 2013-02-27_0020

2013-02-27_0031   2013-02-27_00282013-02-27_0025

2013-02-27_00242013-02-27_0026 2013-02-27_0027  2013-02-27_0022

2013-02-27_0021

2013-02-27_00322013-02-27_00232013-02-27_0029

[vimeo=https://vimeo.com/57894226]

2 comentarios

  1. Yo stube presente en esa boda y de cmo mi amiga hizo realidad sus sueños. Mil bendiciones para ella y alexei mil años de dicha y felicidad… Tqm amiga gisela… Ahhhh presiosicimas las fotos realment originales. Saludos

  2. Felicidades Lizzie muy hermosas fotos, captas en ellas la expresión de las personas, eso es muy importante resaltar a tu trabajo, continúa así.. Simplemente hermoso y romántico esta boda Felicidades para ambos y Enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.