¡Me voy de Panamá!

Ayer, 10 de septiembre, fue un día muy especial para mí, ya que llegué a mis 27 años. Me encanta celebrar mi cumpleaños junto a mis familiares y amigos más cercanos, por lo querida y feliz que me hacen sentir con sus mensajes de felicitaciones; pero en esta ocasión, fueron combinados con un “¡buen viaje!”, “¡disfrútalo y aprende mucho!” o un “¡nos vemos a fin de año!”

Al soplar mis velas, además de sentirme muy agradecida por todo lo que tengo y lo que he conseguido, pensé en todas esas ilusiones, proyectos y metas que quiero alcanzar, entre ellas, la que comienzo hoy.

Así como leíste en el título de este correo: me voy de Panamá, hasta fin de año.

A pesar que para muchos, tres meses es prácticamente nada, créeme que poder sacar y poner “en pausa” mi negocio, por esa cantidad de tiempo, fue un reto que me tomó casi tres años alcanzar.

Desde el 2015, he estado planeando irme a estudiar al extranjero (más específicamente España); a una escuela de fotografía, pero no había podido por lo saturada que tenía mi agenda y la anticipación con la que los clientes reservan (a veces me separan las fechas un año antes).

Finalmente, el año pasado, tomé una decisión con un pie en el vacío, al bloquear mi agenda, sin saber si coincidiría con las fechas de las clases del curso. Gracias a Dios, sí lo hicieron y hoy voy rumbo a mejorar mi técnica y mi negocio.

Te podrá sonar irónico que a estas alturas haya pensado meterme en una escuela, pero es que siento que todavía tengo mucho por aprender. He comprobado que, solo así, podré reinventarme y seguir disfrutando de esto que tanto amo.

Si tú también quieres re inventarte, entonces The Key es una buena opción para ti. Piensa en todo el provecho que obtendrás y recuerda que estaríamos compartiendo este proceso, de la mano. Otro beneficio que obtienes con The Key, son los “Facebook Live” que tengo exclusivos para este  grupo, donde compartiré todo lo nuevo que iré aprendiendo en Madrid.

Como no quiero extenderme, considerando el gran logro de haber escrito esto sin llorar (aunque sé que en algún momento de hoy lo haré), quiero invitarte a que sueñes en grande… MUY en grande, no importa lo loco que puedan sonarle a algunas personas.

Las cosas no suceden de la noche a la mañana y necesitarás dar mucho de ti, pero créeme que esos sacrificios valen totalmente la pena, por sentir esas mariposas y satisfacción, cuando estás a punto de montarte en el avión que lleva hacia tus sueños.

Un fuerte abrazo,

Liz

P.D: Sus bellos mensajes por mi cumpleaños, fueron la gasolina y energía positiva que necesitaba, para emprender este viaje con muchos ánimos y confianza. ¡GRACIAS!

P.D.2: ¡Te invito a que sigas mi nueva aventura en mi Instagram @lizpinto10!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *