Ana Carolina & José Luis – Hotel Caracoral, El Valle

Una de las cosas que más disfruto de la fotografía de bodas, es la conexión que logro con cada pareja que pasa frente a mi lente. 

Normalmente son meses de planificación, lo cual me permite conocerlos mucho más, pero en esta ocasión, tuvimos una pandemia de por medio que nos hizo vivir más a fondo la historia de esta pareja. 

Después de una larga espera, finalmente llegó el día. Nos fuimos hasta El Valle de Antón para capturar esta unión, en un ambiente de película.

Cuando llegué a la habitación de Ana Carolina, me emocionó verla tan feliz. Tanto ella como toda su familia estaba decidida a disfrutar al máximo su boda.

En su cuarto estaba un peluche muy especial, que le regaló su mamá, hecho con una de las camisas favoritas de su padre. De esta manera pudo darle un gran abrazo en este momento tan importante. 

José Luis la esperó emocionado en el altar y no pudo evitar que se le salieran las lágrimas mientras ella entraba a la iglesia. Sostuvieron sus manos y se sintieron más juntos que nunca, mientras pedían por su matrimonio junto a sus familiares y amigos.

Entre aplausos y burbujas, salieron de la iglesia como recién casados, listos para disfrutar y bailar por su unión. Pero antes, hicimos algo MUY diferente, que hará que nunca olvide esta boda. 

Vestidos de novios y bajo la llovizna, Ana Carolina y José Luis montaron bicicleta por los alrededores del hotel. Fue de lo más divertido que he podido presenciar en años y creo que fue una increíble manera de empezar su matrimonio. 

Qué bonito es trabajar para personas tan alegres, divertidas y cariñosas como ellos. Deseo que esta nueva etapa que comienzan esté llena de paseos en bici, risas, mucho baile y amor. ¡¡¡Muchas felicidades!!!

Leave a Comment